lunes, 4 de enero de 2010

Feliz 2010: regalos y propositos

Quiero desearos a todos los que me leeis (que sois pocos e infieles) un feliz 2010 lleno de salud, dinero y amor (si, en ese orden)

Paso a relataros los regalos que me han traido los Reyes (si, unos dias antes, pero siempre los Reyes) y tambien por mi cumpleaños:
  • Juego de habilidad espacial llamado "prisionero" con el que me voy a poner en cuanto tenga un rato libre.
  • Red de ping-pong portatil del decathlon, con sus correspondientes palas y pelotas, para jugar en la mesa del comedor
  • Dinero, que en tiempos de crisis viene muy bien.
  • Un radio despertador: 2010 es el año donde empiezo a despertarme con una alarma todos los dias, cosa que no hacia desde el 2007. A ver si asi llego antes al trabajo.
  • Dos camisas, de esas de ir a trabajar. Y una correa ("no hay cosa mas fea que un pantalon sin correa")
  • Una camiseta de esas que no son de algodon para hacer deporte, especificamente para jugar al tenis.
  • El disco Siempre Fuertes 2, de SFDK (todavia no lo he escuchado entero, pero tiene muy buena pinta)
  • Una radio para el coche (esta, mas que un regalo, es un reciclaje de una radio antigua que le sobraba a mi hermano, pero para mi cuenta como un regalo tambien)
  • Una botella de London Blue Gin (mi ginebra preferida)
  • El libro Corre, conejo! y el libro Cain.
  • Un chupa-chups.
Y estos son mis propositos (tienen mas detalle que este que voy a poner aqui, pero esto tampoco es el diario de patricia, asi que no me extiendo mucho):
  • Adelgazar
  • Llegar temprano al trabajo
  • No beber alcohol en el 2010 (parcialmente unido al primero)
Bueno, cuales son vuestros propositos y vuestros regalos??

Saludos a todos!

3 comentarios:

Porerror dijo...

Buen Kike, admiro tus propósitos y tus regalos, pero aprecio sobre todo el regalo de la ginebra, y lo veo incompatible con al menos dos de tus propósitos para año nuevo.....

carlinhos braun dijo...

jajaja,
iba a hacer el mismo comentario que Porerror, pero como no se le escapa una...

Kike dijo...

todo se andara... Los caminos de la incoherencia son inescrutables